Por detrás

Como regla general, las posiciones sexuales por detrás están asociadas con las posiciones de estilo perrito, sin embargo, no es así. Hay miles de formas en que el hombre se sitúa detrás de la mujer, pero a la vez puede permanecer de pie, acostarse, permanecer en posiciones variadas e inusuales, y no solo logrando entrar en contacto directo con la pareja, sino también por detrás e incluso de lado.

La ventaja de tales posiciones es la sensación de poder, experimentada por el hombre, ya que él se siente como un varón fuerte y dominante, y la mujer a su vez, siente una excitación sexual sincera dominada por un sentimiento que no puede resistir. El hombre también tiene oportunidad de observar todos sus encantos y tocar el cuerpo de su elegida.

Las posiciones sexuales por atrás se pueden usar durante el juego de roles, como escenas de violación o sexo forzado que excitan al hombre. ¡Sin embargo, la mayoría de las mujeres tampoco se sentirían como “víctimas sumisas”, tomando parte en el “show” donde los personajes principales son interpretados por dos actores desnudos y con el morbo desatado!