Criss Cross

Las posturas en donde se cruzan o entrelazan los cuerpos pueden ser muy placenteras, además de ser elegantes, originales y plenamente satisfactorias.

En esta posición, tanto el hombre como la mujer, pueden estar arriba, con sus cuerpos cruzados o estirados, dependiendo de las preferencias, deseos y fantasías de la pareja. Si tu relación se ha vuelto monótona o predecible, esta posición le dará un aire nuevo a tu vida sexual y le proporcionará a tu intimidad diversidad y originalidad.

Los beneficios de las posiciones cruzadas son innumerables, la pareja se puede llenar de caricias, pueden mirarse el uno al otro y tener un ritmo que haga que los dos encuentren placer sin medida.