7 ventajas de innovar tus posturas sexuales


mejor posturas sexuales

Si la procreación es el único objetivo que tiene tu actividad sexual (lo cual dudamos enormemente), la información que te daremos a continuación te será completamente inútil. Sin embargo, si estás en búsqueda de disfrutar de un inmenso placer durante la intimidad con tu pareja, has llegado al lugar correcto.

Todo el mundo habla acerca de que es bueno cambiar ocasionalmente las posiciones durante la actividad sexual…pero, ¿cuáles son las verdaderas ventajas que tiene el llevar esto a cabo? ¿Por qué deberíamos hacerlo? Y aún más importante; ¿cómo es que logramos hacerlo? Existen algunos aspectos y secretos que no son conocidos por muchas personas respecto al uso de diferentes posturas durante la intimidad. Desafortunadamente no existe mucha información acerca de esto, por lo que aquí tendremos nosotros que poner “manos a la obra”.

  • Cambio “de panorama”.  Al cambiar las posición durante la actividad sexual, podrán apreciar distintos puntos a los que están acostumbrados ver en su pareja; modificando también con ello la perspectiva y los sentimientos provocados por el momento. En otras palabras:

Cambiarán la imagen que reciben del otro; de modo que la parte del cuerpo que verán en su pareja modificará su percepción sobre lo que hacen en la intimidad y los sentimientos que esto les provoca.

Este punto es particularmente importante para el hombre, ya que los ojos cumplen un papel sensorial en su sexualidad muy importante (en primer lugar está su pene), por lo que podría decirse que ¡el amor les entra por los ojos! Este es un motivo por el que es tan común su gusto por ver la pornografía; pues el género se caracteriza por ser “visuales”. Un ejemplo en la percepción durante una postura es “el misionero” vs “de perrito”.

En la primera sólo podrán verse los rostros uno al otro, mientras que en la segunda, el hombre tendrá de paisaje los glúteos de la mujer, a la vez que podrá observar cómo la penetra y la reacción que obtiene en su pareja. ¡Los hombres entenderán muy bien esta comparación! Sin embargo, en el caso de la mujer, su estimulación es primordialmente auditiva y de contacto; por lo que sienten atracción por besos, caricias y palabras por parte de su pareja.

  • Sensaciones distintas.  Para lograr comprender la conexión que existe entre las posiciones sexuales y las sensaciones provocadas por éstas; es necesario entender lo siguiente: en cada posición, el pene penetrará en un distinto ángulo y profundidad; por lo que estimulará diferentes áreas de la vagina, variando también con ello la intensidad de dicho estímulo. La sensibilidad vaginal es distinta en toda su superficie, y por ende la mujer tendrá una respuesta distinta al cambiar posiciones; incluso estas sensaciones variarán de una mujer a otra (pues ninguna es igual a otra). Del mismo modo, los hombres recibirán una sensación diferente al cambiar las posturas sexuales, dependiendo del área de su pene que se vea estimulada durante la actividad sexual. Esto es que:

Diversas posiciones sexuales permitirán modificar la intensidad del estímulo sexual en las diferentes áreas de los genitales; tanto de la vagina como del pene. Al tener distinta sensibilidad, la pareja podrá experimentar múltiples sensaciones.

  • Emociones distintas. Con un cambio en el panorama, habrá también cambios en los sentimientos y en las emociones. Al intentar posiciones nuevas; le darán matices nuevos a su intimidad, dando lugar a nuevas emociones. Hemos hablado ya acerca de la importancia de la innovación en la habitación para lograr conservar viva la flama de la pasión, y el cambiar las posturas sexuales es una práctica y sencilla manera de cumplir con ese objetivo.
  • Compensación por incompatibilidad sexual. Para los casos en donde los cuerpos no sean favorablemente compatibles durante la intimidad, las posturas sexuales podrán ser de gran ayuda para brindarles el placer anhelado. Ejemplos de dicha incompatibilidad son cuando el hombre posee un pene pequeño que no logra satisfacer a su pareja, o en el caso opuesto; en donde el pene resulta ser demasiado grande y la mujer recibe penetraciones dolorosas y carentes de placer.
  • Estimulación de distintas zonas. Lo hablamos ya en la sección “diversas sensaciones”, sin embargo queremos enfatizar en un aspecto importante de este punto: existen 3 áreas sensitivas principales en la vagina y, tras localizarlas y conocerlas; pueden ser estimuladas a tal grado que provocarán en la mujer distintos tipos de orgasmo que la harán querer más y más.
  • Brindar a la mujer lo necesario para que alcance el orgasmo. Cada mujer posee un mapa con una ruta distinta para encontrar el brillante tesoro tan deseado por todos: el orgasmo. El hombre puede alcanzar un orgasmo en cualquier posición en la que su pene haya sido estimulado, mientras que para la mujer es una situación completamente distinta. El clítoris varía en tamaño, posición y sensibilidad ya que,  como hemos mencionado, las vaginas no son iguales de una mujer a otra. Por lo tanto, si lo que buscas es satisfacer a una de ellas; necesitarás poner atención durante la intimidad y conocerla de principio a fin. ¿Cómo podrás lograrlo? ¡Con divertidos y placenteros intentos! Realizando diversas posiciones durante las relaciones sexuales podrás descubrir cuáles son las que le provocan un mayor placer; pues para tu buena suerte, experimentar resulta ser sin duda el método más efectivo.
  • Darle un “mantenimiento” a todo el organismo. En la medicina oriental existe la convicción de que todas las partes de nuestro cuerpo se encuentran conectadas y relacionadas unas con otras; de modo que el daño o beneficio realizado en un área, tendrá un efecto en el resto del organismo. Tanto el pene como la vagina poseen en su superficie diversos puntos de que los conectan con otros órganos en nuestro cuerpo.

    Como resultado, a mayor número de zonas en los genitales que sean estimuladas durante el sexo; más órganos serán los que reciban un efecto benéfico, tanto en el hombre como en la mujer.

Dicho esto, el uso de diferentes posiciones sexuales conseguirá involucrar las diversas áreas sensitivas en los genitales tanto del hombre como de la mujer; obteniendo resultados exquisitamente favorables.


Comentarios 0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más posiciones